CUIDADOS 1

CONSEJOS PARA EL CUIDADO DE SUS JOYAS


Perfumes, fragancias y sprays pueden comprometer la joya; Se recomienda no aplicar tales substancias sobre ella. La joyería con diamantes debe ser guardada individualmente, aparte de otras piezas. Por su extrema dureza, los diamantes pueden rayar el oro y dañar otras piedras.

Para conservar la belleza original de su pieza de joyería se recomienda:

• Una inspección física de la joyas, en caso de que contenga piedras, de sus engastes, cada seis (6) meses.

• El pulido y/o limpieza de la joya por profesionales al menos una (1) vez al año.


BAUER ESTÁ A SU DISPOSICIÓN PARA EL SERVICIO DE MANTENIMIENTO Y REPARACIÓN DE SUS JOYAS.

Acérquese a una de nuestras joyerías o contáctenos por cualquiera de nuestros canales para recibir asesoría.

CUIDADOS 2

CONSEJOS PARA EL CUIDADO DE SU RELOJ


Así como el motor de un automóvil, su reloj es una máquina que requiere de especial atención y cuidado.

Estos son los cuidados básicos que permitirán conservar su reloj de la mejor forma:

Utilice el reloj en la muñeca opuesta a la mano con la que escribe. Esto reducirá golpes, roces y desgaste del material. Debe ir ajustado más no incómodo o demasiado apretado.

Guarde bien su reloj. Idealmente en un estuche con rotor de carga como SwissKubik o Scatola del Tempo o en su estuche original. Además, manténgalo alejado de humedad, polvo y mugre en general. Preferiblemente no lo posicione con la esfera hacia abajo y procure que no esté cerca de ningún elemento magnético.

Dé cuerda a su reloj. Sea de cuerda manual o automática, infórmese sobre la reserva de marcha de su pieza y dé cuerda a su reloj como requiera. Esto previene que se sequen o cristalicen los aceites del movimiento.
Si su reloj es de movimiento de cuarzo, realice el cambio de pila en el momento adecuado, es decir, apenas se esté agotando.

Evite que su reloj entre en contacto con substancias dañinas como perfumes, fragancias u otras que pueden comprometer el material de este.

Revise siempre que la corona de su reloj esté bien atornillada. Por este pequeño orificio puede entrarle agua o polvo al interior y causar daños en el movimiento.

Realice el mantenimiento general de su pieza según recomiende la marca de este y únicamente en talleres autorizados. Recuerde siempre guardar bien los documentos de garantía de su pieza.