Para entender por que los diamantes son tan preciados hay que entender su composición, sus características y la clasificación que dicta el valor de una piedra.

Qué estoy comprando?
Los diamantes son minerales conformados en un 99.95% de carbón y el restante 0.05% contiene diferentes elementos que pueden afectar su color o forma. Se forman bajo alta temperatura y presión, y son el mineral natural más duro que existe. Esta formación bajo especifica temperatura y presión es muy importante porque sin ella se formaría otro mineral.

Por ejemplo, el grafito también esta hecho de carbón, pero mientras un diamante solo puede ser rayado por otro diamante, el grafito es tan suave que se puede escribir con el (es el mineral utilizado para las minas de lápices).
En resumen, la estructura atómica, la composición y las condiciones de formación son los factores que hacen que un diamante sea una creación extraordinaria.

Pero… Por qué un diamantes es algo tan especial?
Si se le hace esta pregunta a un científico, el responderá que por las increíbles condiciones bajo las que se forma esta piedra. Un economista en cambio, diría que por su rareza. Si se le pregunta a un consumidor, el dirá que es su asociación con el amor y belleza… y la verdad es que todos estarían en lo correcto, pues un diamante es mucho más que solo una piedra preciosa.

Su insuperable durabilidad es gracias a tres propiedades fundamentales:
La Fortaleza, que es el indicador de que tan fácil de romper o desportillar es una piedra; La Dureza, queindica que tan fácil de rayar o raspar es la piedra; y finalmente, la Estabilidadque nos comunica quetanto resiste esta piedra los cambios de calor y la exposición a químicos.

Más sobre los diamantes próximamente en #MuyBauer…