El origen de los diamantes “ASHOKA”

Minado de la tierra en la región de Golconda del sur de India hace siglos y tallado por un artista desconocido de extraordinaria habilidad, el diamante original ASHOKA es una extraordinaria gema D Flawless de 41.37 quilates.

Por siglos, este diamante místico y perfecto al cual se le atribuía la habilidad de desvanecer las penas, compartió su extraordinario poder y belleza con monarcas, estrellas de cine y capitanes de industria.

William Goldberg se inspiro por su corte. Estudio cada una de sus facetas. La elegante y alongada forma y esquinas precisamente redondeadas. La forma en la que capturaba la luz, la transformaba y liberaba con increíble energía.

Sirvió como inspiración para un corte tan único, tan distintivo y original, que se le concedió su propio patente. Fue presentado al mundo por la familia Goldberg en el año 1999.

ASHOKA era el nombre de un antiguo emperador de la India quien tuvo un profundo cambio en su manera de gobernar.

El era un feroz y temido guerrero quien se convirtió en un espiritual e iluminado gobernante. Su enorme imperio se expandía a través de India, Afganistán, Burma y Bangladesh. Su nombre significa “cese de la pena”, pero fue conocido como el Emperador de Emperadores – Ashoka.

Hoy en día aun existen pilares antiguos con sus edictos tallados, siendo silenciosos testigos de su reverencia por la vida, la tolerancia y la compasión y su amor por la paz. Cuentan de un extraordinario líder quien trataba a sus súbditos como iguales, sin importar su religión, ideología política o casta.