Hollywood es uno de los espacios en donde personajes como George Clooney, Brad Pitt, y Bradley Cooper usan este tipo de accesorio en el marco de importantes eventos de la industria del cine.

Por años e incluso hoy, las joyas han sido un gusto típico de las mujeres de todas las edades. La gran oferta y variedad en el mercado cuenta como principal público al femenino. Aretes, anillos, argollas relojes, prendedores, brazaletes, gargantillas y variedad de accesorios para ellas inundan las joyerías.

Pero, ¿Qué hay de los hombres? Paralelamente, y por varios siglos, ha existido un accesorio masculino, aparte del reloj, que ha sido relevante, por no decir fundamental, en la vestimenta de los caballeros. Se trata de las mancornas, aquellos “botones” que se usan hoy en día en la cotidianidad para amarrar el puño doble de las camisas. Este accesorio comenzó como un detalle distintivo de la nobleza y los rangos altos sociales. En la Europa del siglo XIII era utilizada estrictamente por las clases sociales más altas. “Las mancornas llegaron a ser incluso piezas en las que los artistas pintaban obras miniatura y diminutos mosaicos de piedras preciosas convirtiéndolas verdaderas obras de arte”, asegura María Isabel Herrera, experta de Joyerías Bauer con el paso del tiempo, las mancornas pasaron de ser un accesorio exclusivo de las clases altas, a un elemento más masivo. Sin embargo fueron uno de los hitos de la moda ejecutiva masculina del siglo XIX y hasta hoy en día se mantiene como un elegante detalle en los puños de los hombres, no necesariamente de negocios, sino como una oportunidad de adorno para cualquier ocasión o estilo.

“Hoy en día las mancornas son utilizadas incluso por mujeres y las hay en todo tipo de material metálico como oro, plata enchapada y acero, con piedras preciosas, semipreciosas y naturales. También variaciones como las famosas “nudos de seda”, de origen italiano, como una opción más juvenil e informal de llevar este accesorio e incluso nuevas propuestas con diseños irónicos para dar toques divertidos a el look”, agregó María Isabel Herrera.